Pasajera misteriosa

Hola soy “M”, pero prefiero que no se me nombre. Lo que le voy a relatar me sucedió en el año 2000, se lo enviaré en dos partes puesto que es un poco largo. Sucede que mi esposo había empezado a trabajar de noche y yo salía muy tarde de mi trabajo y tenía que tomar un  transporte colectivo que me dejaba en la punta del cementerio, me aterraba caminar sola. Una noche tomo el colectivo y me siento al lado de una chica muy bonita, nos pusimos a charlar y me cuenta que ella baja en el mismo lado que yo, un alivio porque ya no tenía que caminar sola. Durante un mes fuimos juntas charlando de muchas cosas, ella se llama Claudia. Mi esposo después de un mes deja de trabajar de noche entonces me va a esperar a la parada, no viajé más con Claudia ni la volví a ver.

Llega el Día de la Madre y vamos al cementerio y para mi asombro al lado de la tumba de mi mamá estaba la foto de Claudia en una tumba; falleció en 1997 y le dije a mi esposo que ella era la que me acompañaba todas las noches, le hicimos una oración, le agradecí su compañía y cuidado. Ahora cada vez que vamos al cementerio le llevo flores puesto que la considero mi amiga. Muchas gracias por permitirme contar esto puesto que jamás se lo conté a nadie.

Deja un comentario